Nuestros servicios

Desde VINCLES, ofrecemos tanto sesiones individuales como en grupos reducidos. Debido a la adaptabilidad que presenta este tipo de intervención, las sesiones pueden realizarse tanto en el centro de atención convencional de la persona o grupo, como en el propio domicilio e incluso en el mismo entorno socio-comunitario.

Ofrecemos una primera SESIÓN GRATUITA que tiene como función principal informar al equipo de expertos sobre nuestro método de trabajo, así como establecer los objetivos que queremos alcanzar con los beneficiarios de la intervención. Por otra parte, se especifican las pautas para garantizar que se respeten en todo momento los principios de bienestar animal.

La versatilidad de este tipo de intervención abarca una amplia gama de personas y grupos que pueden beneficiarse de ellas. Los animales pueden ser incorporados en una gran variedad de programas, siempre y cuando estén bien definidos los objetivos que se desean trabajar. 

SOLICITA LA SESIÓN GRATUITA
PRINCIPALES DESTINATARIOS

Nuestros servicios

Desde VINCLES, ofrecemos tanto sesiones individuales como en grupos reducidos. Debido a la adaptabilidad que presenta este tipo de intervención, las sesiones pueden realizarse tanto en el centro de atención convencional de la persona o grupo, como en el propio domicilio e incluso en el mismo entorno socio-comunitario.

Ofrecemos una primera SESIÓN GRATUITA que tiene como función principal informar al equipo de expertos sobre nuestro método de trabajo, así como establecer los objetivos que queremos alcanzar con los beneficiarios de la intervención. Por otra parte, se especifican las pautas para garantizar que se respeten en todo momento los principios de bienestar animal.

La versatilidad de este tipo de intervención abarca una amplia gama de personas y grupos que pueden beneficiarse de ellas. Los animales pueden ser incorporados en una gran variedad de programas, siempre y cuando estén bien definidos los objetivos que se desean trabajar. 

SOLICITA LA SESIÓN GRATUITA
PRINCIPALES DESTINATARIOS

Estamos a tu lado

PRINCIPALES DESTINATARIOS DE NUESTRA INTERVENCIÓN:
Hay una amplia gama de actividades en las que la presencia del perro puede servir de apoyo para trabajar sobre diferentes aspectos del niño y/o adolescente. Son programas orientados al trabajo de valores, actitudes y acciones responsables. La presencia del perro, facilita la adquisición de los nuevos aprendizajes, porque el perro no juzga ni el ritmo ni las dificultades del niño.
  • Escuelas ordinarias.
  • Guarderías infantiles.
  • Bibliotecas (programas de lectura asistida con perro).
  • Ludotecas.
  • Programas de recreación y ocio responsable.
  • Programas de tenencia responsable de mascotas.
  • Equipos socio-pedagógicos municipales.
  • Centros cívicos y casales.
  • Educación emocional.
Se incluyen todos los programas anteriores y se priorizan los proyectos orientados a las habilidades sociales, comunicación asertiva, empatía, respeto por sus compañeros y por el entorno. A través del cuidado responsable del animal, se trabajan aspectos como el sentido de pertenencia al grupo, fomentando las interacciones sociales entre las personas participantes, el aumento de la autoestima (individual y grupal), así como el sentimiento de responsabilidad y confianza con el grupo.
  • Centros Residenciales de Acción Educativa (CRAE y CREI).
  • Centros de Salud Mental Infanto-juvenil (CSMIJ).
  • Centros de día.
  • Centros de atención a los trastornos generales del desarrollo (TDAH, TEA, dificultades en el aprendizaje, etc.).
  • Centros de atención a la infancia y adolescencia.
  • Centros de atención precoz.
Entrar el perro para poder trabajar en las habilidades sociales, estimulación cognitiva y sensorial, así como actividades que promuevan la adquisición de nuevos aprendizajes. Realizar ejercicios que tratan de promover el más alto nivel de autonomía en los hábitos de la vida cotidiana. El hecho de mantener una estructura específica, crea un estado de seguridad y estabilidad que ayuda a trabajar de forma más relajada. Al mismo tiempo, el perro es un gran motivador para estimular la comunicación -verbal y no verbal-.
Con las personas más afectadas, la presencia del animal, supone un estímulo multisensorial activo, que permite trabajar desde el aspecto más sensorial, favoreciendo el contacto con el animal. El perro ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, generando un estado de relajación en la persona.
  • Escuelas de educación especial.
  • Centros de día.
  • Centros ocupacionales.
  • Residencias.
Muchas personas de avanzada edad han tenido animales en algún momento de su vida. La presencia del perro sirve para activar la memoria y trabajar la estimulación cognitiva, así como lubricante para reforzar la comunicación afectiva que se puede traducir en ambiente. Se trabaja la estimulación sensorial a través de actividades que promueven el contacto con el animal, favoreciendo de esta manera, la expresión emocional y aliviar de alguna manera, la sensación de soledad. A su vez, se realizan actividades que fomentan la actividad física con la coordinación de movimientos y psicomotricidad.
  • Centros de día.
  • Residencias.
  • Centros cívicos y casales.
El hecho de crear un vínculo positivo con el perro, ayuda a trabajar en cuestiones relacionadas con la gestión emocional y mejoras en relación a las habilidades sociales. Se trabaja en pro de unos hábitos saludables y se fomenta la ocupación responsable. El perro ayuda a romper la monotonía del día a día proporcionando una mejora en el estado de ánimo de la persona. Si el trabajo es conjunto, teniendo un objetivo común, se genera una complicidad y una direccionalidad que acerca a los diferentes miembros del grupo. En esta área, podemos decir que la el perro nos sirve como un medio para promover la inclusión.
  • Centros penitenciarios.
  • Proyectos de inserción social y laboral.
  • Centros de salut mental.

Cabe señalar que las intervenciones asistidas con perro, deben entenderse como complemento a los tratamientos regulares, no como substitución de estos.